Traductor

jueves, 1 de noviembre de 2018

Viaducto Central - 1ª parte

Hace ya seis años, cuando empezaba  con los diseños del trazado, tuve claro que una de las construcciones con las que iba a contar mi maqueta eran los viaductos.

Un pequeño puente que salve el hondo del relieve o que sobrevuele el cauce de un río son complementos en la decoración que, sin duda, le dan elegancia y realidad al paisaje, pero los viaductos ya son otra cosa.  Generalmente sus dimensiones son grandes y ofrecen un impacto visual considerable como elementos individuales por sí, y también una vez integrados dentro del conjunto del decorado.

En la maqueta hay previstos dos.  Uno central situado en el nivel +1 y otro en la parte norte ubicado ya en el nivel +2.

      Hoy os presento la primera parte de las fases de construcción del viaducto central.

Esta era la presentación preliminar que me ofrecía el programa Scarm con la que me hice una idea de co iba a quedar una vez construido.



Una vez acabado el tramo del paso elevado, arranca este viaducto que cruza la maqueta transversalmente con una longitud aproximada de 2,90 metros hasta que alcanza las bocas de túnel que se situarán en la parte más occidental de la estructura.

Llegado el momento de iniciar las obras, os garantizo que tan sólo tenía en la mente la idea básica del programa de diseño y varios borradores con posibles modelos arquitectónicos a implementar y que cada cual me ofrecía diferentes características, métodos de construcción e impacto visual sobre el conjunto una vez acabado.  Me enfrentaba a otro nuevo reto modelístico.


Fotos con las primeras pruebas de presentación de vías para observar el recorrido y presencia en la maqueta.




Finalmente me decanté por una construcción sencilla pero robusta, con un estilo relativamente moderno y que pudiera encajar y tener seguimiento con los pilares que sustentan el mencionado paso elevado.

Situado entre las localidades de Vallada y Mogente (ambas en la provincia de Valencia) se ubica este espléndido viaducto que cruza por encima de la carretera A-35.  
Debido a una serie de viajes, solía pasar frecuentemente por esta carretera y cada vez me convencía más de que este sería el tipo de viaducto que encajaría a la perfección en la parte central de la maqueta.

A través de fotos hechas personalmente y otras muchas como estas que he bajado directamente de Google Earth y que os enseño, fui estudiando su forma, sus detalles y analizando las posibilidades de reproducción.   

Este enlace te lleva directamente al viaducto real:  VIADUCTO Mogente






Ayudado por mi buen amigo Paco Gimeno, otro gran aficionado al modelismo ferroviario, y tras diseñar las partes que compondrían cada pilar, me dispuse a fabricar cada uno de los soportes usando para ello listones de madera.


Cabe destacar que las distancias que los separan venían condicionadas por las instalaciones previas que ya existían en la base de madera del nivel "0".  Entre ellas, y como se ve en las fotografías, los distintos mecanismos de movimientos en los motores de desvíos reducían mucho el espacio disponible.  Había que afinar mucho.



Asimismo se generó un ligero ángulo de ascenso que iba aumentando 3 mm por cada pilar, elevando el trazado 1,54 cm en los primeros 170 cm de recorrido de norte a sur. 



El arranque del trazado se hace en curva y la primera pieza de soporte fue confeccionada ajustando al máximo su base que debía crecer 1 cm más, partiendo desde el último pilar del paso elevado hasta conectar con el primer pilar del viaducto.   Otro rompecabezas añadido.



Nuevas presentaciones revisando cotas para que el trazado siga su diseño sin desviaciones que, por ligeras que sean, podrían generar descuadres que luego impidieran el buen desarrollo del resto de vías.  De ahí la necesidad de ubicar al milímetro cada uno de los pilares.  Un cálculo topográfico como en la vida real.


Una vez determinada la posición exacta de cada pilar me puse a trabajar sobre su textura usando la misma técnica que apliqué en los que sustentan el paso elevado.
Pasada la primera mano de lija para eliminar rugosidades, les doy un baño con una lechada de cemento cola (solado de baldosas) mezclado con una solución de agua y cola blanca al 50 %.   



Esto los recubre de una película de cemento endurecido que volveremos a lijar para que quede fino en su presentación.
Luego se marcan las acanaladuras que simulan los cortes del encofrado, se taladran varios agujeros que recuerdan las posiciones donde estaban las varillas metálicas y se les aplican varias capas de pintura, degradados, suciedades propias de este tipo de construcciones, chorreones de humedades, etc. hasta que consigamos que tengan un aspecto lo más real posible.


El trabajo posterior consistió en completar los decorados que irían bajo el viaducto tales como la caseta de enclavamiento, el pequeño almacén de material ferroviario, el transformador eléctrico, el arranque de la carretera de acceso a la rotonda y plataforma giratoria, la valla que separa la parte industrial del resto de instalaciones, etc.  Y para terminar se anclan definitivamente cada uno de los pilares en sus posiciones exactas.




Las curvas de estrada y de salidas están configuradas con radios 4 y 5 de modo que el paso de composiciones que no tengan parada alguna sea lo más elegante posible.


Empiezo con las pruebas y mediciones del conjunto de listones de madera de 2 x 1 cm. que harán las veces de vigas que unirán y sostendrán todo el conjunto.



El trabajo de mediciones ha sido muy exhaustivo.  Tal y como indicaba más arriba en las presentaciones de vías, ir haciendo crecer el trazado con el apoyo de los planos ha sido un método muy útil ya que la métrica de este tipo de vías es muy concreta y las desviaciones que se generan son mínimas.  Pero la salida oeste de este viaducto es una gran curva y su construcción todavía no se ha realizado por lo que no tengo referencias de continuidad y es fundamental que tanto los pilares como las vigas estén exactamente donde deben, asegurándonos que los tramos sigan el camino adecuado a medida que se va desarrollando su construcción.


Para trabajar bien los listones he confeccionado un gran bastidor usando como travesaños entre vigas pequeños tacos de madera de 2 cm ancho x 2,1 cm de altos y 2,5 cm de largos.
Al igual que los pilares, se les aplican varias capas de pinturas hasta semejar el color de este tipo de hormigón y sus correspondientes marcas de agua, suciedad, etc.


Dispuestas a los laterales de todo el viaducto se han colocado unas tiras de tablero DM de 1,7 x 3 cm. y que, una vez marcadas y pintadas, simularan las losas de hormigón que compondrán la baranda de esta construcción.




Haciendo pruebas con modelos de vallas que, junto a las losas, protegerán de posibles caídas a los operarios de las vías y catenaria.



Y este es el aspecto que tiene el viaducto a fecha de hoy.  Listo para la colocación del tendido eléctrico, de los retromódulos, de las vías, de las vallas definitivas, del balasto y de la catenaria.




Todavía queda mucho trabajo por delante.  Construir los soportes y la curva de salida sur-oeste va a ser otra fase complicada pero muy importante, que también va a requerir de muchos cálculos y ajustes.

Saludos para todos.
Vicente.


Os animo a dejar vuestros comentarios  👇👇



jueves, 18 de octubre de 2018

INDUSTRIAL 4 - La Chatarrería

Desde antes de empezar con el montaje de la maqueta ya tenía en mente que esta instalación iba a formar parte del decorado general.

Dentro de la planificación de la parte industrial, se reservó el extremo oeste de esta zona para ubicar la Chatarrería como elemento final de la planta de tratamiento de metales.  Tendrán acceso a ella vehículos pesados que se dedicarán al suministro y distribución de residuos metálicos con entradas y salidas continuas de camiones y maquinaria.

Aquí os presento una de las imágenes que me han servido de modelo para desarrollar la citada instalación.
  (Origen de la fotografía: Internet)




A partir de ahí, y una vez delimitado el rincón donde se emplazaría la chatarrería, adquirí mi propio modelo de grúa.  Fabricada en metal, con muchos detalles y gran calidad en los acabados. Una herramienta fundamental para el buen desarrollo de esta actividad.



Mi buen amigo Esteban López, un gran modelista tanto ferroviario como en dioramas bélicos, y que es un especialista en los envejecidos, la cogió por delante y la transformó.   Un trabajo impecable con el que ha convertido el "juguete" en una réplica exacta como las máquinas reales teniendo en cuenta los colores, el deterioro por uso, la grasa del sistema hidráulico, la suciedad que le infiere su trabajo, etc.   Un gran regalo fruto de su enorme generosidad.





La playa de vías queda más alta por lo que al diseñar la base tuve en cuenta que delante de la entrada habría un pequeño desnivel que uniría ambas instalaciones.
Hecha con cartón en una sola pieza, esta base representa el perímetro ajustado al máximo en todos sus lados para que encajara con exactitud dentro del poco espacio disponible.


Nuevamente vuelvo a hacer uso del filtro metálico del viejo extractor de humos de cocina que, junto a unas tiras de plancha de poliuretano (en este caso las que instalan en el aislado de solados) me han servido para crear la valla que, a modo de cerca, envolverá gran parte de la chatarrería.



Luego, con un poco de pintura ya queda lista para ser presentada.


Con una chapita metálica que encontré por el taller, hice la puerta corredera que da acceso al recinto con una anchura suficiente para que pasen camiones y maquinaria pesada.


Había que suministrar género a la chatarrería para que empezara su labor industrial.   Para ello volví a echar mano de todo cuanto encontraba por los baúles de juguetes de mis hijos (que ya son dos hombretones) así como  cualquier pieza, clavo, cinta, plástico, etc. que pudiera servir para tal menester.


Luego, y una vez clasificado el material, lo agrupé en varios montones que fui pegando con cianoacrilato.



Y empezamos el proceso de trasformación.



Presentación de los primeros montones.


También decidí incorporar una gran nave/cobertizo.  Otro elemento habitual en este tipo de plantas.  
Me gustó el modelo que tiene la marca VOLLMER y que os enseño en la fotografía.
Como sus dimensiones son muy grandes no me quedó otro remedio que agudizar la imaginación e intentar reproducirlo con unas medidas adecuadas para el espacio que tenía reservado.

Nuevamente busco entre los restos de kits de montaje cuyas piezas y retales fueron descartados en su día.

Nota:   No tiréis nada.  Ni los retales.  En mi caso están siendo muy útiles y la afición nos lleva a situaciones en las que cualquier elemento nos puede sacar de un apuro.



Encontré una pieza que venía en el kit de la rotonda de locomotoras y que simula una estructura metálica que separa cada uno de los cuerpos de dicha construcción.  Era, sin lugar a dudas, lo que estaba buscando.  


Este ha sido el proceso de construcción:

Adaptación de los laterales y la parte trasera de la nave.


Preparando el techo que contendrá dos grandes tragaluces.


Instalando una pequeña tira de leds abrazada por un trocito de canaleta de plástico y dispuesta sobre una traviesa que sujeta y refuerza el conjunto.



El tejado de la nave está hecho con una pieza de cartón en la que se han practicado dos recortes que irán cubiertos por los plásticos que simularán los mencionados tragaluces.
Para la cubierta he ido creando pequeñas planchas acanaladas usando para ello los envoltorios de las cápsulas que encontramos en las botellas de vino y que están hechos con papel metalizado.


Es un material muy dúctil y fácil de manejar.  Recortando pequeños rectángulos los vamos ondulando disponiendo para ello de unas pequeñas varillas metálicas arriba y abajo del papel, una tras otra hasta llegar al extremo.  


Luego se retiran con delicadeza y se van pegando una a una hasta tener cubierta toda la superficie.


Otro poquito de pintura ….. y listo.


Y para el centro de la instalación había que crear una gran montaña de chatarra.  Al igual que el resto de materiales, este montón se ha creado a base de cualquier elemento que pudiera servir y ser transformado muy al estilo "Chigory"


Y os presento el resultado final del conjunto visto desde varios ángulos.










Con la chatarrería ya doy por concluida la zona industrial.  Más adelante, y al igual que ocurre con todo el decorado del nivel "0", ya haremos la incorporación oficial de los personajes que irán dando vida a cada uno de los rincones y que ocuparan sus respectivos puestos dentro de la maqueta.


Saludos cordiales para todos.

Vicente.


(Volver menú:  LA MAQUETA PASO a PASO)



No olvidéis dejar vuestros comentarios  👇👇